Cabello de Ángel

Oct 22 2012

Una tarta con mensaje…

Published by under Tartas

Uno de los motivos por los que estudié y me encanta la Restauración, es el gran poder artístico que esta tiene. Tras unos años de estudio y prácticas, en el que te enseñas técnicas y elaboraciones ancestrales de cocina y realizas tus primeros “pinitos”, llegan esos maravillosos años de elaborar ideas. Buscar la armonia perfecta de sabores, olores y texturas… un mundo lleno de infinitas posibilidades!

De hecho, sigo necesitando el calor de los fogones, el repicar de las ollas y el ritmo frenético que se vive en una cocina, porque sencillamente, me encanta, me hace feliz.

Un trabajo precioso, por lo que gratifica la recompensa; a la vez que muy sacrificado familiarmente. El retaurante se convierte en tú única casa.

Tras unos años de ejercer un tipo de restauración colectiva y tranquila, para poder ser “mami”,consigo encontrar el equilibrio perfecto entre la familia y la pasión… la pastelería!

Un mundo no desconocido pero poco explorado por mi, se abre camino poco a poco, con fuerza, con ilusión pero con mucha más serenidad, experiencia…

Y vuelves a estudiar y practicar, lo ya estudiado y algo dormido y ese mundo enorme, entero a descubrir, lleno de miles de cosas nuevas. El ir y venir de muchas personas, con deseos, ilusiones y también experiencias.

Un nuevo proyecto personal, una nueva ilusión, que crece día a día con los retos que te plantean grandes personas.

Este es el caso de Natalia, que para el cumpleaños de su madre, una apasionada de sus nietos y la lectura, decidió emocionarla y sorprenderla, con una tarta que aportaba un bonito mensaje.

VALERIA

EMIN